Y vuelvo...


Vuelvo al paso tan lento,
que es el amar, el amarte tanto.
Con esta fuerza que nace de mi,
que con tus ojos magos, me haz encantado.

Vuelvo al silencio que hiela, y que hierve
desesperadamente, cuando te estoy amando,
al infinito vacío, que es, el no estar contigo.

Vuelvo al inmenso mar,
que aparece, gota a gota,
aquel baño de sal, que inevitablemente,
me consume el sentimiento.

Me desprendo al vacío...Me lleno de ti,
de tus fotos... Tus valiosos recuerdos,
y es cuando te sé en la lejanía,
y nuevamente vuelvo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Selección Peruana cambió la Historia