Rastros


Traigo en manos los rastros,
de mi mas triste recuerdo,
un desfile de gritos, dolor y rencor...
Cada mancha en su tiempo,
y en mis manos,
un futuro desgarrador.

Humedecen esos rastros
que en mis manos,
alimentan las raíces del rencor.

Me cubre el manto del respeto,
tejido con fino hilo de hipocresía.

Raras formas toma el crudo pasado,
y en mis manos,
un futuro desgarrador.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Selección Peruana cambió la Historia

Odio